jueves, 7 de noviembre de 2013

¿Amor de verdad?


Mientras pasan estos días especiales para mi marido y para mí, recordé a una querida amiga matrona que tuve por lo que duró el postgrado, son de esas amistades que se forman entre los coffee break, los trabajos grupales, el almorzar en conjunto pero que se cortan cuando la realidad y la rutina se presentan de nuevo. A todos nos ha pasado y pese a la buena onda la amistad no continúa. Bueno… recordé que ella comentó que conocía una especial pareja, matrimonio, que tenía una considerable diferencia de edad: 40 años, ella era la menor y madre de una niñita a sus 30 y tantos mientras que su marido, lúcido y con mínimos achaques seguía ejerciendo su labor docente de universidad tradicional… y contra lo que pudiera pensarse, ella nunca fue su alumna, según el relato de esta profesional escuchado de boca de sus protagonistas “se vieron y supieron que eran el uno para el otro” a tal nivel que él dejó señora e hijos para vivir la plenitud de su amor con una veinteañera que apenas había pololeado una vez en la vida y que le faltaba tiempo para los 25… días que se conocieron y decidieron seguir juntos hasta el final. No sabría decir si es amor verdadero, ese amor que existe entre una pareja o es amor filial confundido… no puedo asegurar hasta qué punto se puede amar y desear a una persona tan mayor donde no solo la edad hace la diferencia sino también la generación de crianza y hasta el lenguaje. En lo personal, cuando estaba soltera y sola, siempre rechacé a aquellos hombres que me pasaban por 10 años y que eran menor por más de 5 años, las diferencias muy notorias de edad me producían rechazo y no siempre es cierta la idea de que “mientras más sexo tengas serás mejor” o que “más sabe el diablo por viejo que por diablo” ya que es mejor haber interactuado con menos personas pero con buena calidad que con mil iguales. No sé por qué se me vino a la memoria esa historia de amor. Tal vez porque existe la posibilidad de que sea madre y ande sensiblera por la incertidumbre o porque los amores que se salen del contexto hacen noticia generando debate. Tal vez esté equivocada en mi punto de vista pero mi esquema es usar (o tratar) de que la razón prime por sobre el sentir… suena duro, es cierto, pero es así como he evitado quiebres familiares y de pareja al no dejarme llevar por la discusión del momento, así como tomado decisiones laborales sin dejar que la simpatía de la contraparte que nos quiere joder se salga con la suya y hasta sobrellevar alguna pérdida controlando el dolor o las molestias que aquello pudiera generar… como sea, pensando en la diferencia de edad me pregunto ¿cómo llevan su vida sexual estas personas? Porque el sexo, hacer el amor, es parte inherente a una relación de pareja y, seamos sinceros, no basta vivir del amor, es necesario sentir deseo hacia la pareja para sentir ese éxtasis celestial que un buen polvo puede generar y la pareja, aunque la amemos ciegamente, hasta cierto nivel debe generar atracción física en quien está a su lado… yo jamás hubiera salido con mi marido cuando lo conocí si es que, previamente, no me hubiera sentido atraída por él en el plano físico, de hecho, durante mucho tiempo pensé que era uno más de los que se quiere hacer el lindo para que una mujer atractiva cayera, pensé muchas veces mientras me conversaba en cómo sería él dentro de 20 años si ahora yo lo encontraba tan, físicamente, atractivo, el tiempo, el conocernos, las salidas, las conversaciones, los valores y sus perspectivas de vida presente, pasado y futura me hicieron dar cuenta de que él era el hombre que yo había esperado toda la vida cuando aún no pololeabamos y cuando él ya llevaba meses haciéndome “la corte” o como decimos hoy “el jugársela”… y supe que podría sentirme atraída por él en todo plano dentro de 20 años o más porque el tipo genera movimiento de hormonas femeninas (y masculinas como descubrí en cierto pub). Yo sé que no es así en todos y eso es lo que nos diferencia los unos de los otros haciéndonos personas individuales pero… ¿cómo lo hace para desearse esa pareja en la cual se conocieron cuando él tenía 8 años y ella 20 y tantos? Ahora él tiene 28… no solo tienes que copular sino tocar, acariciar, besar, oler, saborear a tu pareja y sentir esa ganas de hacerlo con él/ella… Muchos expertos lo tildan de Síndrome de Edipo y es una posibilidad que no se puede descartar, los románticos lo llaman “amor de verdad” ese amor telenovelesco que supera todas las barreras incluyendo la del tiempo, yo me apropio de la frase de una movie que es livianita pero que un actor de lujo la menciona: “si existe la mínima posibilidad de que esa persona “sea la persona” entonces se deben agotar todas las instancias”… bonito, pero ¿qué pasa cuando luego del enamoramiento o flechazo llega la realidad? Seamos honestos, amar entre los 15 – 20 y tantos años es diferente que a los 30 y tantos, cuando se es lolein se puede cruzar a nado el océano para acortar la distancia del amado/a y pelear a muerte con todo aquel que trate de hacernos recapacitar o hacer ver la verdad de las cosas… todos pasamos esa experiencia hasta que crecemos y la realidad llega para quedarse porque crecimos, maduramos, escuchamos más, vemos otras experiencias y hemos aprendido de las alegrías y las caídas… ¿qué pasa con esos amores cuando le dicen a uno de ellos que no le darán el crédito en el banco porque “es muy mayor”? si, el otro lo toma pero si esa persona quiere tomarlo para sí y tener algo propio, el sentido de pertenencia es natural… ¿qué pasa con ese ciudadano al que se le despierta el amor paternal y su señora no puede tener hijos porque ya pasó la menopausia? La adopción de un niño no es para todos ¿y si él quiere que ese hijo sea carne de su carne? Podría arrendar un vientre y comprar óvulos pero el 50% de ese ser no será de su muy amada señora que ya no genera óvulos fértiles ¿qué tal si se le cruza una “minita rica” cuando esté en los 40 años y tenga que llevar a su señora a los tratamientos contra la reuma?¿qué pasará cuando el tipo quiera hacer el amor porque siente la necesidad natural de tener sexo y no pueda porque ella no soporta sobresaltos, peso, esté enferma?¿se masturbará o recurrirá a alguna fémina?. Cuando era pequeña leí el caso del matrimonio español: él 25 años y ella 50 y tantos (creo que 56), él era acérrimo en su batalla por su amor e incluso lo gritaba al mundo tan fuerte que el mundo se enteró y le hicieron reportajes… y yo cuando tenía 25 años creía que el pololo de esos días era el amor de mi vida cuando en realidad ese hombre llegó pasados los 30 de ambos ¿le habrá pasado lo mismo a ese español o algo similar? Yo a los 25 amaba como pendex: con todo el corazón donde era este órgano el que gobernaba mi quehacer y sé que muchas de mis amistades amaron así, clásico es el alto nivel de infidelidad a esa edad porque las emociones y calenturas gobiernan. Hay casos que pueden atribuirse a que siguen juntos por agradecimiento, es muy común esto, uno de los dos pasó una mala racha, el otro lo apoyó incondicionalmente y siguieron juntos, confundirlo con amor se da en un alto grado de la población que ha vivido esta experiencia “me quedo con ella porque cuando la pasé mal me apoyó” “el único que supo de lo que sufrí era él” “nadie más creyó en mi” y cuando la cosa se confunde es cuando los momentos duros suceden antes de que sean pareja pues otra cosa es cuando pasa cuando estamos comprometidos de antemano.

No aporté mucho al día de hoy pero no importa, el sitio no está para guiar a nadie sino contar experiencias y describir ideas. Ya saben, puedo ser muchos tipos de mujer pero una (esposa) geisha never!!

Besos. BBXX


 

1 comentario:

Jorge Ampuero dijo...

Podemos ser muchos tipos de personas pero siempre es preferible ser auténticos.

Besos.