martes, 5 de octubre de 2010

Con Iván y Sam


Cuando llevabamos poco tiempo en el inframundo, Sam y yo escogimos a un chico que nos presentaron que se caracterizaba por ser carismático y bueno para la talla, él se llamaba Iván y destacaba además por ser un hombre extremadamente bello, incluso, él reía con eso diciendo que siempre lo escogían por lo mismo ... bueno, no era que la cosa se tratara de una subasta y la gente caminara por una pasarela donde los demás decían "quiero éste o prefiero este otro" sino que en esos sitios los presentaban otras personas o simplemente había que acercarse a conversar ... a eso me refiero con "escoger". Si estábamos todos ahí, entonces era porque el sexo nos unía y era la finalidad así que las cosas eran más sencillas que en mundo cotidiano donde hay que darse la lata larga de seducir y dejarse seducir, no es que sea malo, para nada, pero una que vivió este otro estilo de vida se acostumbra a no andar con rodeos y menos aún con falsos intereses. La cosa es que Sam habló con Iván y lo vi asentir de lejos después que me miró, me imagino que había pasado la prueba de gustar para él, así que con eso quedé conforme. Nos juntamos con Iván en un pub capitalino de un barrio bohemio muy conocido donde conversamos de todo, nos comimos una tablita y tomamos uns tragos, Iván nos contó algo de su trabajo, un exitoso ingeniero, joven y buena pinta, con mucho arrastre pero con pareja definitiva que estaba en este mundo porque le gustaba "el placer culpable", el hecho de que fuera un secreto que no podía compartir con nadie lo hacían feliz y realizado, su pareja lo hubiera asesinado si se hubiera enterado de esto pero como había sabido hacerla entonces estaba tranquilo. Como el tipo era tan carismático, nos fuimos en la volada conversando y terminamos en el depa de Sam con la cháchara donde el dueño de casa nos dio más traguitos y cosas para picar ... y así, entre conversa y conversa pasó la hora y el invitado tuvo que marcharse, nosotros nos fuimos a dormir contentos de que lo habíamos elegido bien para seguir avanzando en ese estilo de vida ... si algo nos frenaba eran los temores de Sam, quien en esos días vivía pendiente e inseguro de sí mismo, algo que yo no entendía en ese entonces pero que ahora comprendo perfectamente.

Cuando llegó el otro fin de semana y nos encontramos con Iván le dijimos - ¿Vamos? - y él sonrió asintiendo afirmativamente pero esa noche no podía, estaba cortito por la pareja y debía aparecerse temprano en su depa, así que nos pusimos de acuerdo un día X para concretar, día que los 3 podíamos pues Sam con esos turnos eran matadores.

Llegó el día y fue sorprendente ver llegar a Iván de su trabajo porque venía impecablemente vestido con un terno, nada que ver a la ropa sport con la que siempre lo vimos, un aroma a perfume caro y la sensación refrescante de haberse duchado hace poco, dijo venir de su trabajo y no haber alcanzado a cambiarse. La idea que teníamos en mente, Sam y yo, era que yo empezara con él, con Iván, para luego Sam entrar e interactuar conmigo, así yo estaría con los dos, cosa que Sam siendo mi pareja aprobaba sin dramas. Yo no estaba nerviosa, el tipo me caía tan rebien que si no hubiera estado con Sam de pareja, me habría enamorado de él por lo encantador que era, pero claro, que en esos días jamás pensaba en dejar a Sam quien tan regio y estupendo era y por quien yo sentía verdadero amor, el único hasta hoy (quise mucho a Ed pero no alcancé a amarlo pese a ser mi segunda pareja).

Nos fuimos al dormitorio de Sam mientras él se iba a su balcón a fumar, siempre me cargó que Sam fumara pero al final lo acepté porque lo hacía poco y nada, solo socialmente, así que no me preocupé. Ahí, Iván se sacó su chaqueta y me acarició el rostro suavemente, para atraerme a él con la otra mano tomándome por la cintura. Yo como siempre he sido una muñequita de porcelana de delicada, me dejé llevar y sentí sus besos en mis labios, no eran los mejores que recibía pero fueron suficientes como para excitarme, en sí el tipo era tan rico que ya verlo era sentirse excitada y mojada, pero sentir su calor traspasar su ropa, su aroma masculino y sus manos fuertes en el cuerpo delicadito de una era sensualidad pura. Mientras me besaba me desabrochó la blusa con dedos expertos y separó sus labios de los míos para bajarlos y besarme la garganta, me excité más aún, para mí esa zona es mi debilidad como Max siente debilidad por ser besado en los oídos, Sam que le acariciaran los pezones y Ed que le acariciaran el perineo, así que me besan en la zona de la garganta y estoy lista para la cama, como estaba apretada contra el fuerte cuerpo de Iván, sentí que él estaba excitado por el roce de sus pantalones contra mi, era rico sentirlo, era rico el hecho de estar con alguien nuevo, era exquisito él en sí y en sus movimientos. Iván tenía experiencia y sabía hacerla, entre besos y caricias, no recuerdo bien, llegamos a la cama y nos sacamos la ropa, como ante todo hay que cuidarse, él se puso el preservativo y seguimos besándonos y acariciándonos, se subió sobre mí sin dejar de tocar mi cuerpo, mis pechos que estaban duros de la excitación se me movían al ritmo de la respiración agitada y estaba toda mojada, lista ya para la acción y él sobre mí respirando a mil, casi sin darme cuenta me penetró y esa sensación fue muy rica, se movió sobre mí mientras pasaba uno de sus brazos por detrás de mi espalda y me besaba los labios entrecortadamente debido a la calentura del momento, era rico pero no era memorable, sin embargo, valía la pena ese polvo, me gustaba cuando me besaba en la garganta y me tocaba los pechos porque me encanta que me los toquen y porque sé que les excita tocarnoslo así que estaba buena esa sensación, luego cambiamos y me subí yo arriba de él porque es una de mis posiciones favoritas y estaba en eso cuando entró Sam ... Sam era un hombre que no tenía nada que envidiarle fisicamente a ningún otro y era motivo de que le fuera estupendo con las mujeres sobre todo en esos días que ya era todo un hombre y un profesional, así que pese a ser Iván un tipo fisicamente precioso, Sam le hacía el peso perfectamente ... Sam ingresó a su dormitorio cuando yo estaba arriba de Iván, me acarició con esa suavidad única que un hombre toca a la mujer que ama en la espalda para luego hacerme esas caricias ricas en mi cabello rojo, para proceder a besarme en los labios, ese beso me encendió más y seguí con Iván dándole, mientras mi pareja de entonces, procedía a sacarse la ropa, le acaricié el cuerpo lindo que tanto yo amaba entonces, mientras que Iván suavemente me sacaba de él para dejarle el lugar a Sam en la cama, quien se transformaba por unos momentos en mi centro de atención y yo le dedicaba mis besos y mis manitos por completo, mientras se dejaba querer, pero cuando le iba a poner el preservativo, noté que no estaba listo, le pregunté con mi mirada qué era lo que le pasaba y me dijo con voz suave adivinando: - Dame besitos de esos ricos que sabes darme, mi negrita - y supe que era el sexo oral que tanto le encantaba y que tantas veces le había hecho terminar en mi boca, así que procedí a hacerselo como sabía que a él le hacía tener orgasmos ... surtió efecto y mientras Sam disfrutaba boca abajo con sus preciosos ojos azules cerrados, Iván me acarició el cuerpo y me puse en la posición de perrito para que siguiera lo que habíamos interrumpido con la llegada de mi pareja, debo confesar que esa posición me carga porque es brusca y me hace sentir que me golpean el útero, pero era la única que podía hacer en esos momentos, con mi boca y manos ocupadas en Sam, no me quedaba otra si quería seguir siendo penetrada ... Iván fue super cuidadoso y seguimos haciendolo así, Sam iba bien encaminado, solo me faltaba seguir haciendole sexo oral un poco más para que pudieramos cambiar de posición y yo poder interactuar con los dos como debía hacer una mujer con 2 hombres ... pero de la nada todo se vino abajo y lo logrado con Sam se perdió ... WTF!! pensé sin decirlo pero no hubo caso con Sam, Iván, un tipo con training en este tipo de interacciones entendió y no seguimos haciéndolo, se alejó de mí para ponerse la ropa interior mientras yo miraba esos ojos azules que me miraron con tristeza ... - Lo lamento, no puedo ... no hay caso - me dijo desilucionado de él mismo - Ok, para otra ocasión - le dije a Sam acariciándole el rostro con cariño. Iván no comentó nada en esa ocasión, fue un gentleman total, super alegre, cambió el tema mientras nosotros nos reíamos y yo me ponía la bata de Sam encima, una bata grande de un hombre tan grande como él. En la noche, Sam me confesó que los nervios lo traicionaron, que no se había sentido cómodo con otra persona en la misma habitación teniendo sexo, que la sola idea de que su cuerpo rozara sin querer el de Iván lo "mataban" y que necesitaba más tiempo, luego me abrazó con fuerza contra su pecho.


Días después, me encontré con Iván en el barrio laboral, como es llamativo, lo vi de lejos y no me atreví a saludarlo ni hablarle, como era nueva en el inframundo, no sabía bien como actuar en la calle si me encontraba alguien de ahí pero Iván fue super dije y me saludó con un beso en la mejilla como quien saluda a una vieja amiga, me preguntó - ¿Cómo está Sam? - obviamente se refería a ese único día que no había sido terminado - Bueno ... quedó harto afectado ... - y le conté parte de lo que Sam me había dicho, como Iván sabe del tema, me escuchó sin pronunciar ni una palabra hasta que terminé con un suspiro, - Creo que no es la primera vez que le pasa algo así ¿verdad? - me comentó y negué con la cabeza - por lo que me cuentas, el problema de Sam es que en realidad no quiere estar metido en esto y te pone problemas - siguió ... en esos días algo así no se me pasaba por la mente pero empecé a digerirlo cuando Iván me lo comentó, era verdad que entrar a un estilo de vida tan poco corriente había sido idea mía por mi hipersexualidad, Sam que estuvo conmigo cuando llorando me creía una degenerada, que estuvo ahí cuando fui a las terapias para tratar mi adicción al sexo y hasta conversó con el especialista cuando dijo que no era enfermedad sino una condición diferente y que debíamos buscar alternativas para aprovechar esta condición mía y de paso darle sabor a la relación de pareja, había aceptado gustoso el que estuviésemos con otras personas con la condición de que nos dijéramos y lo hiciésemos en presencia del otro ... le dije a Iván que habíamos conocido a una pareja linda de nuestra edad de tal comuna y él los ubicaba bien, la chica era hermosa y el chico era de mi gusto, yo no entendí el por qué Sam en su momento me dijo que no quería estar con esa niña si yo la encontré tan linda como yo, entendía cuando sam me decía que no cuando no le gustaba la chica pero cuando era linda como esa, entonces ¿qué pasaba? ... - Sí los conozco y ella es muy hermosa, nada que envidiarte a tí - me dijo Iván entre risas - ahí Sam no tiene de qué quejarse sobre todo si ella aceptó ... - y claro que había aceptado si Sam siempre pero siempre era aceptado con ese físico clonado de Sam Worthington que tiene, pero nuevamente había rechazado a una chica linda - ¿En serio? - me preguntó Iván extrañado - y eso que ella siempre dice que no porque las mujeres como tú y ella son super cotizadas por lindas, debe haberte pasado - cosa que era verdad en esos días, las jóvenes y lindas, éramos muy solicitadas por el sexo masculino - eso me confirma con mayor fuerza que Sam está aquí por tí y no porque quiere ... cuando en general la cosa es al revés - eso me hizo pensar que si mi pareja de entonces no quería ¿por qué había accedido? claro que por hacerme feliz pero si Sam no estaba bien lo mejor era dejar todo eso de lado.


Cuando conversé el tema con Sam días después, me juró y recontrajuró que quería estar ahí, que era el sueño del pibe que su mujer le diera el VºBº para tener sexo con otras y que le encantaba excitarse viendo a otros teniendo sexo, que le gustaba verme sonreír complacida con otros hombres y que las otras mujeres eran tan lindas como yo que podría tener sexo sin problemas ... entonces ¿por qué me hacía atados cuando lográbamos conocer otras personas del gusto de ambos? - Es que me pongo nervioso y no funciono ... sabes que no me gusta que me miren pilucho ... no me gusta la adrenalina y no me gusta la idea de que otro hombre me toque, sé que sería algo accidental o un mero roce pero aún la idea me choca - me dijo excusándose.


Y bueno, eso sucedió esa primera vez con Iván, luego quisimos terminar lo empezado con él pero esa es otra andanza.


Besos.

OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

6 comentarios:

GudèLu dijo...

Qué difíciles son muchas de las relaciones sexuales aunq escritas e idealizadas son sumamente sencillas.

A tus PIES

CRiSTHIAN dijo...

Wow. Impresionante relato. Si te digo que me gusto, me quedo corto. Me a sumergido en toda una experiencia.
Gracias por conpartir con nosotros esa vivencia. Un abrazo...
Me gustaria tener tu visita en mi blogg y recibir tu comentario.

Bellatrixxx dijo...

Muchas gracias a los dos, me halagan que se hayan tomado el tiempo para compartir sus ideas y pensamientos.
He visitado los sitios de ustedes y como es obvia la diferencia entre el sexo masculino y femenino (amén por eso) veo que uds son muchísimo más explícitos que yo en ellos ... tal vez porque a una le gusta jugar un poco con la imaginación que es más discreta.
Gracias again!

BBXX

free_sw dijo...

hola Btxx
Con pesar porque no habia podido visitarte,pero con tremendo agrado,por lo que he leido!! Lamentablemente el final de ese encuentro con Ivan,no termino como hubiesemos querido todos, pero bueno, no siempre se puede.
Tienes mucha razon en tu respuesta a los comentarios de Chistian y GudeLU....nosotros somos terriblemente explicitos y eso nos agrada. Pero tambien tu manera sutil,pero directa, me encanta y hace que se erize mi piel morena.
Un beso !
Delicioso blog,no me cansare de repetirlo!

free_sw dijo...

hola de Nuevo
Espero no pecar de explicito mi querida amiga,pero no quiero dejar pasar la oportunidad de mencionarlo-aunque sea publicamente jejeje- la 1er parte de tu relato.Esa donde todo iba bien para el trio con Sam e Ivan, me prendio muchisimo. No solo me provoco una ereccion, sino que me auto-satisfacia leyendo, avanzando con cada de tus palabras.
No quise parar a pesar de que lo sucedido con Sam. Que te hubiera follado junto con Ivan esa noche,hubiera sido perfecto, pero por algo pasan las cosas. Y volviendo al tema de este msj. era confesarte sin rodeos que me provocas una inquietud y una excitacion muy grande Btxx. Y solo queria dejarlo patente y espero no pecar al decirte que varias veces lo he hecho contigo imaginariamente,por supuesto, y de muchas maneras posibles.
Siempre ha sido una delicia.
Cuidate mucho.Un abrazo.
Atte.Ricardo

trinidadsecreta dijo...

No puedo dejar de defender mi posición femeninísima de perra caliente, explícita, lúdica y no por eso menos imaginativa