lunes, 18 de abril de 2011

El relato erótico


Hace años atrás, estaba emparejada con Ed y, cansada de su bajísima líbido, recurrí a muchas estrategias, entre esas el masaje que siempre pero siempre dio en el blanco, recurrí a movies porno bajadas de internet (que a veces sí y a veces no), recurrí a cariñitos en su pancita que generalmente no resultaban y recibí muchas quejas por ser tan de piel y caluga, aunque no lo crean, primera vez en mi vida que me topaba con un hombre que se quejaba de que su pareja era tan cariñosa y fogosa, cuando todos mis amigos varones siempre dicen que serían felices con mujeres así... pero yo cometí el error de fijarme en el hombre más rico pero más frío de todos los que me rondaban esos días... tonta que me dejé llevar por un lindo cuerpo, un lindo rostro disfrazado de un témpano de hielo, pero es que Ed me calentaba tanto pero tanto y aún ya terminada la relación me seguía calentando y yo a él pero a su manera fría... siempre me he arrepentido de esa relación que absorvió años de mi vida pero aprendí a que debo irme con cuidado y que jamás debo empezar una relación seria por una calentura... bueno, yo estaba desesperada por un polvo con él porque podía tener polvos con otros hombres pero yo lo quería a él porque me encantaba su aroma, sus besos, sus manos en mi cuerpo su cuerpo, sentía mucha sed de él fisicamente pero tal vez era porque era tan poco sexual lo que más me atraía de él, y aunque el masaje nunca fallaba y lograba sacarle más de los 3 polvos semanales a los que tenía que acostumbrarme con él, la cosa es que yo también trabajaba y me cansaba, deseaba no tener que recurrir siempre a lo mismo para gozar con él, quería variedad y quería por una maldita vez que él me buscara y no ser siempre yo la que insistía, en esos días entendí a mis amigos cuando se quejaban de que sus parejas les dolía la cabeza, les decían que estaban cansadas y que no querían porque no simplemente porque Ed me dijo exactamente las mismas excusas: - Linda, estoy estresado... linda, tengo sueño... linda, tengo muchas cosas en qué pensar de la pega ¿ya?... linda, lamento no complacerte como te mereces pero te prometo que cuando solucione este problema laboral te compensaré... - y todas esas mentiras que una sabe que no son... nunca antes había tenido ese problema porque mi ex Sam era un hombre tremendamente apasionado y mientras podía hacer turno de 20 horas en el hospital atendiendo podía perfectamente hacer el amor conmigo por 2 horas más antes de quedarse dormido y muchas veces por estar conmigo dejó de dormir, me consta porque era yo la que me preocupaba de que no durmiera, pero él decía que prefería no dormir a estar conmigo y me contó que una vez hubo poca afluencia de público y en su momento de descanso se fue a dormir al lugar asignado a los médicos, algo que no hacía nunca... pero así daba gusto, Sam llegaba besando y acariciando al depa después de un maratónico turno en un hospital, dejaba todos los problemas atrás y se olvidaba que era el doctor que estaba sacando su especialidad en microcirugía para ser mi pareja, dejaba su propio depa y se llevaba su ropa en un bolsito para quedarse conmigo y partir a las horas siguientes al hospital de vuelta... jamás sentí insatisfacción sexual con Sam y mi lujuria fue por otros hombres porque quería experimentar y sentir otras vivencias, uds comprenderán que luego de una relación de 10 años que empezó en la adolescencia el cuerpo pide, exigue, grita, nuevos aromas y cuerpos que sentir... la cosa es que sam era parte del pasado y ahí estaba yo con un ingeniero jefe de calidad de una tremenda empresa que era brillante en su pega pero un pésimo amante... ¿qué hago con un hombre así al que deseo con tanta lujuria pero que él poco y nada me satisfacía pese a ser mi pareja? los besos dulces, abrazos y escuchar mil veces - Mi linda, te amo - no me servían ¡yo quería sexo!... y un día leyendo un relato erótico que me calentó a niveles tan altos que tuve que masturbarme se me ocurrió la idea de que podía imprimirlo y leerselo, o que él lo leyera, y le darían ganas porque era bien caliente el cuento y bien explícito así que sin pensarlo más, imprimí el cuento y varios otros tan calientes como ese y feliz esperé a Ed llegar de su pega esa noche... el relato trataba de una chica como yo pero no tenía pareja y eso la estaba volviendo loca porque era hipersexual (como todos los que están leyendo, tropa de califas, jajaja), la calentura la tenía al límite y no daba más con ella, los amigos con ventaja no estaban disponibles y una noche de viernes se mandó a cambiar a un club nocturno para ver si alguien caía porque la desesperación era heavy, tomó un taxi y en el camino se fue masturbando de manera piola para que el taxista no la viera pero la calentura era evidente y dejó mojada su ropa, llegaron, pagó y entró al club nocturno, se arriesgó yengo sola y entre aquí y allá, miraditas y coqueteo encontró a un tipo que le correspondió, ella pensó que era su salvación y bailaron unos temas rozándose hasta que el calor pudo más y empezaron a besarse, la calentura siguió y se fueron al baño a tener sexo, se encerraron y lo hicieron locamente, las descriciones de la chica en primera persona eran candentes y me dejaron con la líbido full, yo me desesperé como la protagonista y creí que Ed caeria redondito con este cuento, la cosa es que la chica salió del empacho y quedó satisfecha, feliz, tranquila, tener sexo con un desconocido en un lugar público es excitante para algunos y para otros como yo es estimulante mirarlos, como que los que somos voyeristas queremos pero no queremos y al final miramos excitados porque preferimos la tranquilidad de un cuarto cerrado, la chica del relato terminó en un orgasmo que la llevó a las nubes y volvió a la tierra tranquila y relajada, el desconocido terminó y se separaron para irse cada uno por su lado hasta que ella lo vio bien y lo reconoció: era el taxista que la había llevado, cuando ella le preguntó por qué no le había dicho nada de quien era él le explicó que la había visto necesitada y desesperada y no quiso molestarla con pequeñeces, además que pensó que la chica quería hacerlo con un desconocido porque era más picante y por eso prefirió quedarse callado, la protagonista rió y se transformaron el amigos con ventaja porque el tipo era bastante atractivo y supo respetar la vida privada de la chica... yo feliz con mi cuento impreso, me puse un babydoll clarito, ambienté mi habitación con luces más tenues, tuve la cerveza favorita de él fría en el refri, me había dado un baño de rosas previo al babydoll, si yo tenía todo preparado para el amor y una noche intensa... pero Ed tuvo una reunión a última hora y se fue tarde a mi depa, cuando yo ya me había puesto una bata y estaba comiendo un pancito viendo tv cable en mi cocina, todo el ambiente romántico se había ido a las pailas y yo estaba cansada también... pero él notó el esfuerzo que yo había hecho y se enterneció, me abrazó con cariño y me besó rico, ese beso me encendió y le dije que había encontrado una nueva forma de divertirnos para empezar diferente y Ed se mostró interesado, me miró adivinando mis intenciones y se sonrió, en esos días una sonrisa de Ed me llenaba y quiso comer un poco antes de que le contara mis nuevas ideas así que eso me permitó prepararme de nuevo mentalmente y fisicamente, cuando se fue a mi dormitorio no lo dejé que se pusiera a ver el CDF ni el FoxSport así que, al parecer, se sintió algo culpable por llegar tan tarde y anduvo como gatito dispuesto a ceder en todo así que se sacó la ropa, se quedó en boxers y dio la calefacción al máximo para no sentir frío porque era pleno invierno, luego se recostó sobre mi cama junto a mi que estaba sentada y con los papeles en la mano, le dije que quería leerle algo y que me pusiera atención, no le dije que era algo erótico pero era evidente... mientras le leía, escudriñaba el rostro de Ed y vi que iba cambiando de actitud, él recostado a mi lado solo con boxers, yo sentada a su lado leyendo comenzó lentamente a acariciarme la pierna luego de poner su mano en ella con confianza, en mi muslo, ese pequeño contacto me encendió más de lo que estaba y mientras iba leyendo Ed iba subiendo su mano por mi muslo, lo hizo de una manera tan delicada que mi respiración se volvió entrecortada lo que hacía mi relato difícil de continuar, yo estaba solo con mi babydoll y sentir la mano de Ed era un sueño, dejé de leer para mirar ese rostro que tanto yo quería y él me dijo: - Linda, no sé qué te has hecho pero estás cada vez más preciosa... deja de leer que quiero besarte entera y sentir tu cuerpecito pequeñito... - y yo para hacerlo más coqueto en vez de dejar las hojas sobre el velador que estaba a mi lado, me puse de rodillas y me incliné sobre él para dejarlas sobre el otro velador, Ed que no había sacado su mano de mi muslo en ningún instante subió aún más su mano y antes de que yo volviera a mi posición inicial me atrajo hacia él poniendo la otra mano sobre mis senos y me besó en los labios, ese beso fue diferente porque era con deseo y yo que estaba ardiendo lo busqué más bajando mis manos por su cuerpo, le gustó y me separó un poco de él para decirme con voz suave: - Estuvo rico el relato... me calentó... pero más me calentaste tú con esa ropita pequeña y lo linda que te ves - y yo bajé besándolo porque sé que el sexo oral es infalible aquí y en la quebrada del ají y Ed no era inmune a él, le encantaba y a mí me encantaba hacérselo porque tenía un miembro que yo adoraba porque era perfecto para mi, me encantaba escucharlo quejarse de placer, decir palabras calientes, aguantar hasta el límite, una de las cosas que me gustaba al hacerle el sexo oral a Ed es que no era de esos hombres que la dejan a una toda llena de líquidos seminales y no me obligaba a nada sino que me decía como le gustaba con palabras o con sus manos pero jamás me faltó el respeto mientras se lo hacía, me encantaba que era tal el placer que sentía que podía sentirlo latir en mi lengua y ese era mi indicador que me hacía saber que lo estaba haciendo de maravillas... varias veces le dije que Ed que terminara en mi boca lo que no constituye un problema para mí, no me molesta en absoluto que lo haga pero siempre y cuando antes me haga disfrutar a mi, esa vez no lo dejé terminar pero sí sentí que estaba a punto, me recosté a su lado y me iba a sacar el babydoll pero Ed no me dejó, le gustaba que yo estuviera con algo de ropa, aunque no siempre, lo que es a mi me gusta sin nada de nada de ropa porque me encanta sentir el cuerpo masculino contra el mío, yo ya les he contado que Ed era mi pareja y que lo llamo así por su enorme parecido a Edward Norton y él lo sabía así como Sam era el doble del rico de Sam Worthington y de ahí su éxito con el sexo femenino lo que llamó la atención incluso a varias compañeras y amigas, bueno, Ed esa vez no quiso que me sacara la ropa y accedí solo por complacerlo, el miembro de Ed ha sido uno de los más exquisitos que he sentido y tocado, era del tamaño justo y un poco más grande que el común de los chilenos, para mí ahora que tengo cierta experiencia que quiero seguir acumulando siento que es importante el tamaño, la mujer que diga que el tamaño no importa es una tipa con poca trayectoria pero debo reconocer que cuando estuve con Oliver tuve que tragarme estas palabras pues él ha tenido el miembro más pequeño de todos los hombres con los que he tenido sexo y en los únicos 2 encuentros sexuales que tuve con él me hizo tener los orgasmos más maravillosos que he sentido y que nunca los he olvidado por lo exquisitos que fueron (ya les conté sobre este chico, rico y joven como yo y con un miembro de menos de 10 cm), cuando Ed me llenaba sentía que me tocaba el útero y me hacía sentir un enorme placer, a él también le gustaba pero por más rico que fuera, Ed era flojo en la cama y tenía que terminar casi siempre yo sobre él... me encantaba sentirlo en mi, moviendose lento y delicado, como me gusta, su respiración anhelante en mi oido me calentaba como su cuerpo tan blanquito como el mío, su pelo rubio era un sueño y siempre olía rico como todo su cuerpo, cuando se calentaba mucho se le olvidaba que conmigo no podía ser brusco y tenía que frenarlo, a Ed la fascinaba que una se pusiera como perrito pero yo odio esa posición hasta el día de hoy porque siento que me hacen pebre el útero y me duele, pero accedía porque a él le gustaba si después de todo, la cosa se trata de dar y recibir... así como me encantaba hacerle sexo oral a Ed también me encanta hacerselo a Max porque en esa parte comparten similitudes pero la diferencia es que Max al ser un tipo entrenado boina negra puede aguantar horas sin quejarse de cansancio sobre una... cuando una está disfrutando abajo, hace cosas sin darse cuenta que la pasión y el calor mandan y los chicos, sobre todo Max, me han dicho que me muerdo los labios cuando estoy disfrutando y que me acaricio los senos... no lo sé pero me imagino que así debe ser porque termino con los labios medios adoloridos por mis propios mordiscos, el único hombre que me ha mordido ha sido Sam que lo hacía suavecito y por ternura en mis muslos y en mi trasero porque le excitaba hacerlo, de los otros ninguno y Max me ha dicho que es tanto lo que le excita la visión de verme haciendo eso que debe dejar de mirarme para no irse de inmediato, Ed decía que lo encendía más y que lo calentaba el ver a una mujer que gozaba tanto que se acariciaba a sí misma... yo me imagino que todas o casi todas las mujeres lo hacen así que no me extraña que se calienten con esa visión... esa vez, Ed y yo lo hicimos de varias maneras hasta que me fui, luego Ed quiso terminar en mi boca y accedí porque me gustaba que lo hiciera, se puso de pie al lado de mi cama y me puse como perrito para hacerle sexo oral hasta que se fue... no sé por qué les excita tanto irse en la boca de una y tampoco cacho el por qué más los calienta que una se trague el semen, pero como no existe la filosofía masculina porque son simplones, lo hago por complacer sin exigir mayores explicaciones porque sé que la respuesta será: - Porque me calienta - así que ni cuestiono. Cuando terminamos con Ed quedamos transpirados y respirando agitados recostados en mi cama, yo dándole las gracias al relato concedido y contenta de haber encontrado una nueva manera de sacarle ganas a mi pareja... - Menos mal que te gustó el cuento - le comenté cuando recuperé el aliento - ya tenemos una alternativa para encendernos cuando haga mucho frío - y Ed se apóyó en su codo para mirarme y decirme - ¿El cuento? si estuvo bien... pero tú estabas más rica con ese babydoll y tu aroma delicioso, lo que en realidad me calentó fuiste tú - yo lo miré boquiabierta y él siguió - De todas maneras me encanta que hayas hecho todo esto y lo leeré para estar listo para otro día... si quieres volver a leerme otro cuento erótico yo feliz te voy a escuchar aunque eres tú la que me calienta como ninguna otra mujer lo ha hecho - y terminando me acarició el cabello y me besó para murmurarme contra los labios - ¿Sabes lo que dicen de las colorinas? - yo negué pero sabía con exactitud lo que dicen de nosotras porque he tenido que escucharlo desde que me acuerdo siendo pendex - Que son las más calientes... - sonreí y lo abracé.

Y hubieron otras oportunidades que le leí relatos eróticos a Ed, pero mientras lo hacía interactuaba con él, me sentaba sobre él y lo empezaba a besar en el pecho bajando por su guatita, otras él comenzaba a besarme o a tocarme, me metía las manos por debajo de la ropa... mmmmm... que rico fueron esos encuentros.


Y como les debía este post, cumplí con contarles.


Mil gracias a sus emails directos, los leo todos aunque a veces no responda, gracias por las palabras caballerosas que son las que me gustan, odio los groseros picantes flaites pero en cambio un hombre delicado que se preocupa en conquistar... mmmmmmmmmm.


Besos. BBXX.

2 comentarios:

Real Fenix dijo...

Mmm Bellatrix que quiere que le diga, si su entrada era buscar alguna reacción en sus lectores, en mi la reacción fue un 10 de 10, erótico al máximo...me puse a pensar el por que nos gusta acabar en sus bocas, personalmente en lo fisico se siente mucho más intensa la eyaculación, la lengua juega un rol importante ya que uno siente como nos acarician en esos momentos gran diferencia a terminar en sus vaginas, otra cosa creo que es el sentirse dominante en esos momentos, nos da poder por los segundos que dura aquello, y por último la maldita pornografía nos queremos sentir actores jaja...

Gracias nuevamente por regalarnos estas entradas...saludos y cariños para usted.

Bellatrixxx dijo...

Jajajajaaja... ¡gracias! me encantan esas reacciones y aunque algunos no las hagan públicas como ud el que escriban directo con las ideas que se pasan leyendolas es estimulante a mil.
Por otro lado, muchas gracias por la sinceridad en contestar esa inquietud, yo estaba que le preguntaba a Max por la confianza pero al final nunca lo he hecho de puro dejada, es que con él las reacciones son muy inesperadas así que prefiero que alguien se envalentone y resuelva el misterios.
See you!! y nuevamente muchas gracias :)