martes, 1 de noviembre de 2011

Dulzura y pasión




Este post empieza con un título al más estilo Jane Austen porque así somos los protagonistas de él... uds verán... porque ya no daba más de calentura y una incesante mala suerte de pasteles que se cruzaron en mi camino (ya les conté en un post pasado la nueva onda sensiblera de machos que están reinando estos días... ya no quieren sexo, quieren otra cosa que yo no estoy dispuesta a darles), y viendo que ya le tenía confianza le pregunté al dulce de Carlos si quería estar nuevamente conmigo... me dijo que sí en el acto, obvio, yo sabía lo mucho que le gusto y que le encanta tener polvos conmigo, a mi me encanta estar con él porque es un completo gentleman, de esos hombres que ya casi no existen (debe haber algunos por ahí pero no me han tocado tan gentiles), incansable y se preocupa 100% en complacer de paso complaciéndose a sí mismo cuando una mujer tiene un orgasmo con él... así se alimenta el ego y de paso queda como un macho feliz y realizado... las conversaciones que ya había tenido con él me decían que era un hombre de confianza y que no me causaría estragos en la vida, algo que no quiero... bueno, él por pega tuvo que llegar después que yo y por fono me había dicho que fuera a tal lugar a tal hora cosa que hice, fue bastante agradable la sorpresa de encontrarme no en un motel sino en un precioso depa de 1 dormitorio perfectamente equipado y con todo, hasta con tv cable, así que como quedaban 2 horas para que él llegara, aproveché de darme un duchazo pues venía de mi pega y de paso me puse a estudiar para mi postgrado pues se me venían las pruebas, a las 2 horas exactas sonó el timbre y llegó él... ni les cuento lo que provocó en mi interior, yo estaba con ropa informal porque era viernes y en la pega se puede ir así exceptuando a las secres, pero me veía linda, lo único que se me olvidó sacarme los lentes por el estudio... ¿él?... estaba espectacular, especialmente porque lo encuentro regio para mi pero lo que más me fascinó era su barba, se había dejado crecer la barba pero no es forma descuidada sino que la tenía perfecta, preciosa, increíble, me dieron unas ganas de abrazarlo y sentir esa barba en mi rostro pero no lo hice para no incomodarlo, mis arranques de piel pueden no ser bienvenidos en todos aunque el sexo masculino valora a las mujeres de piel... lo saludé con un beso en la mejilla y él me corrió levemente la cara lo que me causó risa pero me hice la desentendida, conversamos un poco y él venía ya con la líbido alta, lo noté porque me abrazó fuerte y me rozó con su miembro por sobre la ropa, eso bastó para mí que estaba que cortaba las huinchas, me acarició el cabello mientras me susurraba - He soñado con volver a acariciar tu cabello rojo desde la primera vez que me dejaste disfrutar de su suavidad... he soñado con volver a tenerte desde que me permitiste tocar tu piel de muñeca de porcelana... he soñado con sentir tu aroma que me enloquece desde esa vez que dejaste que disfrutara contigo... - lo encontré lindo, es imposible que no me guste un hombre así, tendría que ser tarada para que no me gustara pero pese a todo, el día laboral pesaba y le propuse ir a comprar algo para el manjare y aceptó... fue entrete comer y ver tv, Carlos no paraba de hablar, he conocido hombres buenos para la conversa pero éste se las mandó, me hablaba hasta por los codos y hoy ya sé que es porque se siente cómodo conmigo y le gusta hacerlo, me siente como una verdadera amiga y que lo entiendo, porque me tomó cariño del lindo y le gusta que le de mi opinión sobre sus asuntos... la comida sobre la cama terminó y él lavó la loza sin que se lo pidiera... ¡¡sorprendente!! nunca me había pasado, ni con Sam ni Ed que ellos lavaran la loza sin que se los pidiera, nadie lo hace, ningún exponente del sexo masculino, era primera vez que me tocaba un hombre así y mientras él lo hacía yo bebía de mi infaltable y adictiva coca cola light, soy adicta a esa bebida y deberían pagarme por nombrarla pero es la verdad que no puedo vivir casi sin tomar de ella... Carlos fue al baño mientras yo seguía viendo tv cable sobre la cama, volvió y me dijo - Date vuelta, Beíta - lo miré sin entender - sácate la ropa de arriba y date vuelta - obedecí sin cachar qué onda pero sin temor a nada malo, este hombre me hace sentir segura y eso me gusta, me hace ser realmente yo, Bellatrix y no una mezcla de Bea con Bella... soy solo Bellatrix con él y eso me fascina... cuando me quedé con pantalones y con sostén pude notar su mirada de lujuria pero no dijo nada, así me recosté en la cama y él se sentó a mi lado para comenzar a hacerme masajes en los hombros y la espalda... ¡que exquisito! y yo que tenía verdaderos nudos, el dolor y el estrés me estaban matando, las manos de él eran enormes y se veían bruscas pero fueron tiernas y suaves conmigo, fue tan rico que casi me quedo dormida, fue como cuando en El Caribe fui a un spa y me hicieron masajes, así de rico fue, mientras Carlos no dijo ni una sola palabra, nada de nada, solo me comentó con voz suave que si lo hacía muy brusco que le avisara pero no lo hice porque fue demasiado rico para quejarme, me pasó su barba deliciosa por la espalda y me dio cosquillas, para molestarme más lo hizo y más risa me provocaba, luego siguió con el masaje ya me estaba quedando zzzzzz cuando terminó y era obvio lo que seguía cuando se recostó a mi lado en la cama, entendí que era mi turno de complacerlo pero lejos de molestarme me gustó y me senté sobre él, él suspiró acelerado al sentirme porque no me senté sobre su pancita o sobre sus piernas sino que sobre su parte más sensible evidentemente, él estaba con una polera negra y suavemente se la subí con mis manos para luego bajar y comenzar a besarlo, besé su pecho, su pancita, su garganta, su barba exquisita, todo su torso entero mientras que mis manos delicadamente se movían... el estar así me hizo recordar cuando estuve con Javiera y eso me hizo adoptar las mismas actitudes que tuvo conmigo, de primeras no supe por qué pero luego descubrí que era porque yo era completamente Bellatrix en esos instantes y por eso actuaba así, lo besé muy suavemente en los labios y noté que mientras más delicada era yo más lo prendía, Carlos estaba listo desde que había llegado pero se aguantaba porque le gustana esa previa, mientras yo me ocupaba en llenarlo de besitos él me acariciaba por sobre los pantalones, y mi piel desnuda, sus manos nunca estuvieron quietas y eran tan delicadas como las mías pero con la diferencia que eran masculinas y nunca dejaron de serlo, le pregunté si le gustaba y me dijo que le encantaba y que por favor siguiera, lo hice que se sentara y me quedé sentada sobre él mientras lo besaba en los labios, eran ricos sus besos, si hubiera sido un hombre que no me gustara tanto no lo habría besado en los labios, pero con él era rico, era parte del placer que estaba viviendo, era parte del todo, si no hubiesen estado presentes habría faltado algo importante, él me seguía acariciando mientras yo disfrutaba de su barba en mi piel, en mi garganta, en mis mejillas, en mis manos porque es un tipo tan tierno que metomaba las manos y me las besaba... yo pensé que sería la mujer más feliz del mundo si eldefinitivo que está destinado para mi fuera así de tierno y preocupado... eso es lo que quiero y es lo que espero... mientras estuve sentada sobre él con ropa me moví y él más se encendía, era rico sentirlo tan caliente, estimulante para mi mientras sus manos en mi trasero eran delicadas, en mi espalda me estimulaban y en mis pechos me estimulaban, ya estaba toda mojada, mi cuerpo exigía el polvo y sentir a ese hombre dentro de mi pero había que esperar... esperar sin apresurar las cosas que se estaban dando muy bien así, Carlos se recostó y seguí con mis besitos mientras bajé mis labios hacia su cinturón, ahí empecé a desabrochar sus pantalones mientras él suspiraba acelerado y me acariciaba el cuerpo y el cabello, noté que había bajado de peso, me lo confirmó cuando se lo pregunté horas después y eso lo tenía orgulloso, a mi también porque no me gustan los chicos gordos, en cambio él esta justo y preciso de exquisito, subí mis labios mientras mis manos se metieron en su ropa y le acariciaban el miembro que tenía listo... no se lo había tocado antes ¿cuánto mediría? sé que para un alto porcentaje de las mujeres no es importante el tamaño pero para mí sì lo es, a estas alturas de la vida me gustan que sean de cierto tamaño y no me conformo con alguien diminuto... me gustan grandes y que me llenen... y noté que el de Carlitos era grande, calculé 17 cm y eso me hizo feliz, por eso me había ido a la primera cuando había estado con él sin contar que sabía usarlo y moverlo como solo un hombre que no es egoísta hace... besé su garganta y empezamos a sacarnos la ropa sin dejar de acariciarnos, yo estaba tan mojada que podía sentir que me corría por las piernas, me recosté bajo él mientras se acomodaba sobre mi para besarme en los labios y seguir acariciándome con sus manos, me gusta empezar abajo pero también he empezado arriba, con él lo hice esa misma noche pero esta era la primera y yo quise abajo, como me complace en todo porque soy "su niña bonita" no dijo que no, mientras jugaba con su miembro por fuera antes de penetrarme, es rico, no lo voy a negar y estimula muchísimo aumentando las ganas, no fue la excepción y cuando me penetró lo hizo tan suave y delicado que casi me voy de una, una delicia, empezó suave, suave, muy suave para ir entrando de a poco en mi, como abriéndose paso muy delicadamente en mi vagina mientras sus labios besaban mi mejilla y me hacían caricias con esa barba que yo adoro en el sexo masculino que a algunos, solo algunos, les viene, era tan delicado que solo el placer estaba presente en mi cuerpo, llegó hasta el fondo de mi vagina que es la parte más sensible de mi cuerpo junto con mis pies con la diferencia que mis pies no me provocarán un orgasmo, y él supo que era ahí donde debía moverse y quedarse porque era mi zona especial, pasó un brazo bajo mi espalda y sus labios en mi oreja mientras su respiración eraacelerada, tanto como la mía, se movía tan lentito y suave que yo pensaba... viene, viene, viene... y estaba que me iba, el placer era tan fuerte en él que cambió de forma de moverse por otra más intensa y apasionada pero no menos rica, una que le enloquecía a él porque su respiración era full y me preguntaba si estaba bien así, yo no podía hablar de tanto placer,solo asentía con la cabeza mientras que mis ojos cerrados me daban mayor placer, se movía en mi con tanto placer que estuve a punto de irme un par de veces, él se apoyó en sus manos para levantarse un poco y mirar como entraba en mi, uds saben que eso les encanta y de ahí que es importante hacerlo con luz encendida, a mi no me va ni me viene, no necesito mirar, solo sentir, pero ellos no, es imprescindible que miren y eso está bien, a Carlos le gustaba y le fascinaba en la puntita, lo escuchñe quejarse mientras lo hacía de esa manera, luego me pentraba entera, era rico, delicioso... me besaba los labios no comiéndome como lo hacía Max sino con cariño y delicadeza, sin dejar de penetrarme, me llenaba, yo le pedí que lo hiciera y lo hizo para quedarse en mi apenas moviendose y yo me fui de tan inmenso placer que sentí... creo que me quejé, no sé bien, solo sé que fue explosivo e intensísimo porque hasta llegué a perder parte de la realidad y del conocimiento, Carlos me acarició el rostro con ternura sonriendo mientras yo volvía al planeta, me besó las mejillas y la garganta - Fue como un volcán ¿verdad? así de explosivo - yo no podía hablar aún, solo asentí con la cabeza mientras que los jadeos aún me acompañaban, le puse los dedos en mi pulso y se rió de tanta intensidad de mis latidos cardíacos, así supo que yo no mentía ni fingía, nunca en mi vida he fingido, no lo he necesitado ni tampoco lo haré, no le veo sentido hacerlo...en fin... cada uno tendrá su motivo... estuvimos un rato conversando de todo, especialmente de sus cosas, él me abrazó contra su pecho y me hizo apoyarme en su pecho, no me negué porque era agradable y rico, sobre todo si a los dos nos gustaba... le pregunté si había terminado y me dijo que no, el motivo era porque quería durar lo más posible, si se iba tendría que esperar más rato que si no se iba y quería complacerme hartas veces, esas fueron sus palabras y me gustó lo poco egoísta que era este chico... cuando volvimos a hacerlo él me empezó a besar la guatita, ¡rico con esa barba! y yo me reía entre placer y cosquillas, él más lo hacía, era tan excitante, me preguntó si bajaba y le dije que no, yo no permito que nadie me haga sexo oral porque los chilenos son pésimos en el sexo oral exceptuando un par de chicos, desde las malas experiencias que dije que no quería más sexo oral y si un hombre tiene barba a media o como en este caso, una barba como debe ser, entonces me iba a provocar más dolor que placer porque mi intimidad es una zona terriblemente delicada por eso hasta me causa malestar que me la toquen... nuevamente me penetró de la misma manera mientras me besaba el rostro y me acariciaba el cabello, de esa manera tan dulce y delicada, tan intensa y tan profunda porque me llegó hasta el fondo sin provocarme daño... me dijo entre jadeos entrecortados que estaba completo en mi lo que me excitó aún más... me quise sentar sobre él y seguimos así, que rico fue, pero cuando me senté más derecha sentí que su miembro me provocaba dolor y me llegaba hasta el útero, algo que no había sentido con él, no pude seguir así, me dolía demasiado y me incliné - ¿Cuánto mide? - le pregunté mientras Carlos me acariciaba la espalda desnuda con ternura - No sé... - me contestó - Vamos, todos los hombres saben cuanto mide... absolutamente todos y todos se agrandan mínimo 1 cm - le dije riéndome - En verdad, mi niña, no tengo la más mínima idea, nunca me lo he medido - insistió y le creí porqure Carlos ha sido transparente conmigo desde el primer instante que comenzó nuestra 1ª conversación - Bueno... tarea para la casa... y cuando me digas te daré una estrellita en la mano - reimos pero él quedó con la duda - ¿Cuánto crees que mido? - me preguntó luego sin dejar de acariciarme la espalda, yo lo miré - Al ojo unos 17 cm... - respondí - ¿Eso es bueno? - me preguntó con duda - Muy bueno, la mayoría de los chilenos tiene 15 cm - Entonces debo sentirme feliz con ese cálculo - me comentó sonriendo - Me puedo equivocar - le dije y sonrió para besarme en los labios y continuar con el polvo tan rico que estabamos llevando a cabo, terminé arriba de él en otro polvo glorioso y lleno de pasión, este hombre sabe calentarme y sabe como me gusta, lo que más me encanta de él es que 0 egoísmo y sus ganas de complacer, su físico caucásico precioso, su cabello rubio y su linda risa, es un tipo de muy buena pinta que no sabe lo que tiene, a mi me encanta su físico y se adecúa perfecto a mi gusto en hombres, él se había sentado porque así se lo pedí y así me fui en este polvo,me abrazó fuerte contra su cuerpo mientras que su rostro descansaba en mi pecho y yo volvía a recuperar mi respiración normal - Mi niña - me preguntó con voz suave - ¿por qué quieres saber cuanto mido? - me dio risa y sonreí, le había quedado la duda y le había dado vueltas todo el rato - Porque soy una maldita morbosa caliente - le respondí y se rió - Ud, mi niña, es de todo menos una maldita... es una bendición y me siento afortunado en haberte conocido y haberte tenido para mi... es la mujer más apasionada, golosa y ardiente que he conocido... me encanta que sea así... - le sonreí haciéndole cariño en el rostro - Eres tan dulce conmigo, Carlos, me gusta que seas así - le dije antes de besarlo - Solo me nace ser así contigo, no sé por qué, siento que te conozco de hace mucho pero mucho tiempo atrás ¿lo crees posible? - me dijo entre extrañado y dudoso - Es posible que nos hayamos conocido en una vida anterior... siempre que creas eso... tal vez en otro siglo fuimos algo... - le dije y él asintió - Sí, es probable que sea eso, porque siento que te conozco y que sé sin que me digas como lo quieres - lo que era verdad, no necesité decirle como me gustaba para que él lo hiciera ¿sería posible que en vidas pasadas nos hayamos conocido y hayamos tenido alguna especie de relación?


¿Saben cuantas veces lo hicimos esa noche y parte de la mañana siguiente? ¡¡10 veces!!! tuve 9 orgasmos tan intensos que me fui del planeta y él terminó 3 veces de esas ¿pueden creerlo? nunca en mi vida había tenido tanto sexo con alguien... no yo misma puedo creerlo aún y me encanta haber conocido a un hombre así de caliente, como yo y que le gusta hacerlo conmigo. Llegué a casa a puro dormir y mis vejetes no molestaron en nada, me cerraron la puerta del dormitorio y mi pollita regalona entró por la ventana a dormir conmigo apoyada en mi almohada.

Al día siguiente reviso mi email y entre esos, había uno que decía


- 18 cm... - lo que me hizo reír, mis cálculos como buena ing. calculista son bastante certeros.


Como anécdota me comentó en una de esas que quería verme con baby doll y le dije que en ese caso que me comprara uno lindo y acorde a una mujer delicada y hermosa como yo, se rió y dijo que lo compraría de un color suave porque así me adornaría y no me restaría belleza... que dulce que es este chico... ¡cómo no me va a gustar!








>>>>>>>>>>>>>>>><<<<<<<<<<<<<<

3 comentarios:

Real Fenix dijo...

Definitivo me transformo en tu admirador...jaja...que buen relato me tanías en la punta de los pies leyendote...eres genial...hermosa (según mi imaginación) e intensa...

Saludos...cariñosos

free_sw dijo...

hola Bellatrixx
Tambien me uno a tus seguidores, pero sobre todo porque en los detalles que nos sumerges nos haces tan participes que parece que compartimos esos orgasmos contigo misma!
Saludos

Bellatrixxx dijo...

Gracias, chicos... sus comentarios son muy bienvenidos... a suerte mía de encontrarme un muchacho así y poder concretar, que sea como yo de calentón y especialmente que se sienta a gusto conmigo.
Besitos a ambos.