lunes, 20 de enero de 2014

Princesa del Amor y de la Guerra


1 comentario:

Gùde dijo...

No nos lo dicen y al verlo o sentirlo nos transformamos automáticamente... en el caso de las guerreras, preciosas.

A tus PIES