viernes, 4 de abril de 2014

Los "Marco"

 


Tengo un rollo con los tipos llamados "Marco", es un tema mío y de nadie más pero toda la vida he tenido atados con los miembros del sexo masculino que se llaman "Marco". Me carga ser discriminadora pero cada vez que un Marco se me cruza en el camino pienso puras cosas negativas que prefiero no escribir... por suerte no he tenido jefatura con ese nombre pero sí onda xxx. Una de esas tantas de la vida, siendo soltera y sin compromiso que llevaba poco de sola, conocí a un Marco, más bien se me presentó un Marco, pensé en ese entonces "dejaré mi mala predisposición al lado y le daré una oportunidad" aunque siempre supe que no quería nada sentimentaloide con él... fiasco total, este Marco resultó ser mal amante, rollento, egoista, aparentador (tenía una 4x4 que nunca me supo explicar para qué la necesitaba en una ciudad altamente congestionada) y se juraba top y rico, era de esos tipos que gastan energía en que la mujer se vuelva loca por él no porque estén interesados en ella sino por tener una "mujer trofeo"... y no hay nada más que me patee que un tipo que mira a las mujeres como objeto, tenía pinta y buena posición pero su forma de ser insoportable me explicaron por qué el pobre tipo llevaba tanto solo y se aferraba a una como tabla salvavidas... cuando le di la PLR me sentí tan bien como cuando salgo de una clase de yoga... un Marco más que desechaba de mi vida. Cuando era pendex, el Marco de esos días era el chiquillo que los otros desprecian: acusete, faldero, agresivo con las niñas especialmente con la que le gustaba y esa era yo, el pendex hizo lo posible por hacerme la vida imposible a tal nivel que rayaba el bullyn, mis padres tuvieron que intervenir, en esos días el acoso escolar no sonaba pero mis vejetes fueron inflexibles con el tema y en los 80´s cualquiera que viera a un boina negra de 2 mt temblaba aunque mi vejete fuera socialista con uniforme que se mordía la lengua ante las injusticias que veía por la seguridad de sus 3 mujeres (mi mamá, mi hermana y yo, no sean mal pensados). Luego en la universidad volví a gustarle a un Marco, éste tenía por principio acostarse con el mayor número de chicas posibles antes de que le pusieran la soga al cuello, vivir la sexualidad con la libertad de un pájaro migratorio y como yo tenía problemas de autoestima nada le resultó conmigo, yo andaba pendiente de un desordenado dirigiente estudiantil de medicina que con el tiempo se tranformó en mi pareja estable por muchos años, Sam, mientras este Marco hacía todo lo posible por engancharme: jugaba a ser caballero, tierno, comprensivo y estudioso pero con el tiempo su careta se cayó y resultó un califa a más no poder, muchas chicas pasaron por sus sábanas algunas ilusionadas otras medias borrachas y las menos más liberales. Luego, me gustó otro Marco pero de verdad que me gustó, un compañero de  curso de la universidad que resultó ser un veleidoso a más no poder e imposible de hablar con él, andaba con una chiquilla preciosa y simpática que no duró más de un año con él... pero puchas que rico para mis ojos y mis sueños, con los años este Marco creció, maduró, se hizo un ser humano normal y se transformó en uno de los hombres que más he deseado en la vida a tal nivel que fue el modelo físico que tomé para seleccionar a los hombres que pasaron por mi vida, este Marco fue el primero que tuvo esas características corporales que tanto me encienden y que, debo reconocer, mi marido también tiene... incluso, cuando conocí a mi marido, lo confundí con este chico y cuando se me acercó a presentarse le dije: "¿Marco?" y él negó extrañado a lo que agregué "Disculpa, te confundí con un compañero de universidad" lo que era verdad pues el otro Marco, el verdadero hasta me hizo tener sueños húmedos de tanto que lo desee pero nunca concreté pues nunca se dieron las instancias... confieso que siempre lo he deseado y he pensado, a lo más profunda, que tal vez este Marco me gustó tanto pero tanto (y me gusta aún aunque hace años que no lo veo más que por FB) porque me acercaría al que es mi marido... puede ser.

Acá en la pega hay un Marco que debería estar para solucionar los problemas de infraestructura y aseo de oficina pero cuando una colega le pidió mejorar el aseo de los baños pegó el grito en el cielo y la insultó llamándola "histérica hipocondríaca", el tarado no se dio cuenta de que la chica lo tenía en altavoz con la jefatura al lado y lo despidieron ese mismo día. Marco se llamaba el médico de urgencia que me atendió cuando tuve el accidente y que me dejó desangrándome mientras Sam, ya titulado como médico, llegaba corriendo a salvarme la vida desde otro centro asistencial ante el llamado de mis vejetes desesperados y Marco se llamó el gil caliente que dejó plantada a la exitosa Laura Pausini que la llevó a componer el tema que la hizo famosa, lo confesó en el último Festival de Viña del Mar "Marco se ha marchado para no volver... y sólo quería sexo conmigo".
Sí, tengo mala onda con los "Marco" pero trato de que no sea tal pensando que ha sido una seguidilla de coincidencias con ese nombre. Por eso, años antes de casarme, cuando otro Marco se me presentó temblé... y cuando me han enviado a otras sucursales a auditar en regiones y un Marco está en el equipo me trago mis aprehensiones. 

No me hagan caso, es solo cuestión mía, los Marco han existido desde el Imperio Romano y eso me lleva a acordarme que el lujurioso Marco Vinicio quería aprovecharse de la virginal Ligia y los amigos cristianos la salvaron... jajajajajaja. Hay que resaltar que Marco Antonio la hizo de oro con Cleopatra y, siendo uno de los miembros del Segundo Triunvirato gobernó con una mujer genio.

2 comentarios:

Real Fenix dijo...

Si que las traes con los Marcos...saludos

Bellatrix Kiddo dijo...

Jajajajaja, estimado: espero que su verdadero nombre no sea "Marco"!!!