domingo, 18 de septiembre de 2011

Conocer a Antonio (1ª parte)



Esta historia la dividí en dos por lo larga, así que aquí está como conocí a este chico que tiene tan solo 2 años más que yo (nada!!) y que... bueno, juzguen ustedes:



"A Antonio lo conocí por buena onda ya ni me acuerdo donde, el tipo era resimpático sin ser un hombre que escogería para tener sexo por no ser físicamente de mi tipo sin embargo acepté salir con él porque estoy abierta a nuevas posibilidades y nuevas experiencias. Resultó ser encantador y excelente compañero para hablar de todo tipo de cosas, alegre y divertido, con una pega absolutamente nada que ver a la mía pero me cayó bien el que fuera tan ultra profesional y entendiera que tengo poco tiempo así como que no quiero pareja, esto último se lo planteé de entrada cuando tocamos el tema y él 0 rollos, me dijo que tampoco buscaba pareja pero sí que buscaba una chica “cómplice”, un nuevo concepto que está creciendo bastante fuerte en nuestra sociedad que es muy similar a la amistad con ventaja pero que termina siendo más que la última porque se forma algo así como una amistad más profunda sin involucrar sentimientos que no sean amistad… pensé que era algo así como lo que yo tenía con Max con la ventaja que he mandado a Max al demonio mil veces, le he dicho sin pelos en la lengua que me patea su despreocupación y frialdad en la intimidad y terminamos olvidado lo que le dije porque somos amigos y nunca podría dejar a un amigo solo, de hecho, como estudiamos carreras similares, él sabe que tengo un ramo maldito en el post y me ayudará a pasarlo por buen amigo que es y sin cobrar… bueno, Antonio quiere algo así pero más profundo porque yo no salgo desde hace meses con Max al cine o a comer y ene tiempo que no hablamos por nada más que el chat, quiere cariño y preocupación sin llegar a ser pareja, o sea quiere casi casi lo mismo que tienen las parejas - Bien, yo no puedo darte eso porque eso no es lo que busco y no quiero estar atada a nadie – le dije con sinceridad y él me dijo que no le importaba que yo buscara solo amistad con ventaja, yo le dije que eso tampoco buscaba eso sino que sexo sin compromisos y ahí se quedó algo callado para retomar su verborrea y decirme que tampoco tenía problemas con ese tipo de interacción – Verás, amigos, ya tengo y de los buenos… los quiero ene y nunca estaría con alguno de ellos porque la amistad se va a la punta del cerro y no quiero eso – le dije – por eso estoy buscando por fuera – Antonio me escuchó antes de decir – Mira, Bella, te entiendo pero la verdad es que me gustaría que nos conociéramos un poco más, entrar en confianza y ver si las cosas se dan… por mi parte puedo decirte que eres adorable, me caes bien y si quieres más adelante podemos tener intimidad – me propuso – Ok, veamos entonces – le dije. Con el paso de los días empezamos a hablar más sobre el tema, le aclaré que no me molestaba que viera a otras chicas porque esa era su vida y yo no me meto en la vida de nadie como tampoco quiero que se metan en la mía, que no tenemos compromiso de exclusividad y que recriminaciones y desubicaciones no quería, de mi parte no las tendría, Antonio me escuchaba entre risas y extrañado y con el tiempo me di cuenta que este chico no se había topado jamás en la vida con una mujer como yo, una no se da cuenta el nivel de librepensamiento y libertad personal que tiene porque en el círculo de amistades que me muevo eso es normal, así como los chicos con los que he estado no se han sorprendido o al menos no lo hacen saber tan evidentemente, pero al ser yo tan franca y abierta noté que él estaba acostumbrado a la chilena común y corriente media cartucha, media dependiente, media damisela en peligro, media libre y a medias en todo, no como una que tiene las cosas claras, sé lo que quiero en la vida, separo los sentimientos, no me dejo dominar por nadie y que valoro mi libertad como si fuera una linda golondrina, que mi forma de ser lo llenaban de sentimientos encontrados y que hasta lo perturbaron en uno que otro momento, también me hizo saber que mi consecuencia de pensamiento era fascinante y que mi fortaleza era digna de imitar… pero nunca me dijo que era linda, deseable, rica, que estaba trastornado por mi, esas palabras que una quiere escuchar para levantar la líbido y que tanto encienden por lo que pensé que Antonio estaba más interesado en hacer amistad que en tener sexo conmigo. Cuando me besó la primera vez debo confesar que me gustó, fue en su auto cuando me dejó cerca de mi depa y me iba a bajar, lo hizo rico, lento, suave, me tomó del rostro de manera delicada y me tomaba las manos entre besos, fue lindo y rico a la vez, cuando hizo más profundo su beso fue mejor aún porque se excitó y me tocó los senos, ahí supe que estaba por llegarme el período menstrual porque me dolieron los muy traicioneros, siempre me ha trastornado que me toquen las pechugas pero en ese instante me dolieron por exceso de sensibilidad – Damn!! – pensé - ¡Justo ahora tengo que andar con el famoso SPM!! – y él me las acariciaba mientras sus besos me encantaban por lo excitantes que eran y yo me excitaba al sentir acelerada su respiración, mientras Antonio más se excitaba yo más dolor empecé a sentir hasta que tuve que alejarlo de él justo cuando me estaba dando de esos besos que me gustan porque es profundo e intenso – Sorry… pero me va a llegar la menstruación y ando adolorida, me duelen las pechugas y el útero… es bueno, no lo lamento, amo cada día que estoy sangrando porque me recuerda que aún puedo ser mamá pero el lado negro es que tengo hormonas femeninas ultra fuertes y me dura como 10 días – Antonio se rió y me miró como si le estuviera hablando un tema tabú, algo que me extrañó porque decir eso es lo más normal del mundo, la primera vez que le dije al boina negra que me dolían los ovarios y los pechos fue cuando estaba de excursión con él a los 14 años y me hizo unas agüitas calentitas para pasar el dolor, se preocupó de que si tenía toallitas y si era mucho, nos volveríamos a la ciudad para comprar analgésicos femeninos y yo guardara reposo en los brazos de mi mamá, desde que la Nena es adolescente que escucha de ovarios, pechos, sostenes y las típicas cosas femeninas que un papá de 2 niñas liberales está habituado a aceptar de sus retoños, así que es parte de la vida, de mi vida, decirle a los de confianza estas cosas, claro que en la pega una es delicada y discreta pero encontré que debía decirle porque le saqué las manos de mis pechos, no pensé que Antonio fuera tan a la antigua, sí que yo era toda una novedad para él, pero llegar a los extremos de ponerse algo incómodo por algo así fue nuevo para mi tratándose del año 2011, le pedí disculpas por el comentario tan poco decoroso y me dijo que no era eso lo que le sorprendía sino que le causaba gracia mi soltura para hablar de un tema como ese… es definitivo: nunca se termina de aprender. Como era de suponer, Antonio nunca ha sabido ni sabrá de mis salidas con otros hombres y viceversa, yo no le cuento esa parte y más que nada lo escucho, sigo encontrándolo simpático y un día se fue por el camino de hablar de gays y de sw, yo me hice la loca porque es un tema que manejo por experiencia entonces me contó que había ido a fiestas sw con un amigo y su polola y de los exhibicionistas que vio, de las parejas gays, de los voyeristas, de todo lo que se ve en el inframundo y lo que se da en un pub de ese estilo que bien conozco, para mí eso es normal pero para él no fue del todo aceptable, aún le chocan un poco los gays no porque lo sean sino porque lo miraron con ojos codiciosos (igual que al Terri pero este querido amigo es tremendamente guapo, les he contado de él, y los gays siempre lo miran con deseo), le impresionó ver el mundo sw y por sus palabras sintió que era algo fuerte para él y se fue, yo escuchaba muda sin interrumpir y me preguntó – Bella, ¿tú podrías hacer eso? – y, super mentirosa porque sí compartí a Sam con otras féminas respondí – No, no podría compartir al hombre que amo – pero después pensé que no tan mentirosa porque es cierto que no podría permitir que al definitivo otra mujer lo tocara sabiendo yo, si lo hace a mis espaldas es otra cosa, pero si me entero lo mato porque no se justificaría que buscara por fuera algo que yo gustosa le daré: felicidad incondicional, entrega, amor por kilos y sexo a diario… ahora bien, ¿yo lo haría estando enamorada de otro? Para mis adentros pensé que sí porque necesito variedad, es parte de mi tener distintos hombres, mientras él no se entere todo bien porque no soportaría romperle el corazón, entonces Antonio me dijo que él tampoco podría compartir a la mujer que ama o por la que siente fuerte…"

Bueno, lectores asiduos... esta es la primera parte... la segunda viene a continuación.

Besos. BBXX



*************************************************


*****************************

2 comentarios:

Real Fenix dijo...

mmmmm...a ver como termina esto....

Bellatrixxx dijo...

Mi niño, ya escribí lo que pasó con Antonio, lo hice en formato word un día y luego corté y pegué... estoy al día con él... ahora me falta otro chico y relatar lo vivido.
Besitos.