sábado, 10 de septiembre de 2011

I just had sex... and it feel so good!!




Titulé así este post en honor a esa canción que me encanta interpretada por The Lonely Island y Akon además de lo divertidísima de su letro... pero es porque por fin tuve sexo con un chico nuevo, diferente, lindo y que cumplió mis expectativas.



Se llama Rubén y es un chico profesional que conocí por los azares de la vida, de mi edad, soltero, alto y la conversa con él me reveló lo culto que era en todo tipo de temas, no en vano, resultó ser amante de la filosofía pues es sociólogo y, las coincidencias de la vida, es ex alumno de la gloriosa, algo que teníamos en común.





Salí con él la primera vez y aunque andaba bien vestido lo encontré algo desaliñado pero lo dejé pasar porque era simpático pero algo lejano, serio, se reía la nada misma mientras que yo me reía por todo y no porque fuera tonta sino porque soy alegre por naturaleza, herencia paterna del boina negra. Yo conversaba y hablaba de todo mientras que él me contaba sus cosas de manera media grave pero no denso, creo que era en cierta parte los nervios. Estábamos en la misma parada: sexo sin compromisos lo que representa un alivio a quienes nos gusta llevar este estilo de vida libre... yo no tengo tiempo para alguien, me gustaría encontrar al definitivo, pero no sabría a qué hora verlo, entre el postgrado, la pega, el yoga y mis intentos de llevar una vida normal respetando mi hobby del cine no sabría cómo dedicarle a alguien unas horas a la semana, además, me puse en la búsqueda de chicos como yo que quieren sexo sin compromisos y ellos también requieren un poco de trabajo, no es cosa de verle la cara a alguien y decirle - Vamos - hay que darse el trabajo de conocerlos y saber la clase de personas que son, han salido interesantes prospectos y otras desiluciones bastante grandes (las desiluciones son heavys, realmente heavys pero no es algo que me quite el sueño simplemente son hombres que te pintan una idea y que no son lo que se espera de ellos), ha sido entretenido conversar con ellos y reirse de las anécdotas, estimulante como tratan de captar la atención de una enviando emails, invitando a cenas y pubs, mandando mensajes de textos, diciendo las típicas palabras que se repiten una y otra vez entre ellos aunque no se conozcan entre sí pero que yo bien me acostumbré... les diré algunas de ellas: - Eres linda... eres bonita... eres hermosa... hueles rico... me encanta tu pelo, te queda super bien ese corte (porque me corté el pelo largo)... eres muy finita... tu femeneidad es a todo dar... eres divertida y me gusta estar contigo... eres inteligente... tienes mucha seguridad en tí misma, te felicito... que suave es tu piel... tu rostro es delicado, me encanta... te ves linda de falda... tu tono de voz es agradable... te felicito por ser tan esforzada y estar sacando tu postgrado... eres exquisita... me encanta cuando cuentas las cosas porque vienen de muy adentro... etc, etc - porque algunos se van en la volada con que una les dará la pasada con elogios al intelecto, algo que para mí es lo más matapasiones porque si quiero un hombre que me considere inteligente es cuando busque pareja pero en ellos quiero sexo y me importa un rábano que piensen en lo inteligente y ultra profesional que soy, quiero escuchar palabras huecas que estimulan la líbido y que suben el ego.... pero chicos, aunque no me crean, usan exactamente las mismas palabras ¡si hasta me elogian la pintura de labios y el que me pinto las uñas de color oscuro!... tratan tanto de agradar que se olvidan de uds mismos, yo no quiero un hombre que se me adapte a mis gustos porque yo no iré al cine con uno de ellos ni los acompañaré al cumple del amigo, tampoco los invitaré al matrimonio de mis primas ni los presentaré al resto de mis amistades porque en definitiva no me interesan... solo busco sexo, pero entiendo que la cortesía es primordial y quieren agradar a toda costa... yo también soy cordial y una dama de educada, si cruzo las piernas no es porque las estoy mostrando sino porque las mujeres nos sentamos así, cuando quiera conquistarlos haré otro tipo de cosas... pero esto, todo esto lo accepto, porque es parte del juego de seducción que están haciendo y en cierta forma me encanta que se la jueguen y traten y traten de llamar la atención, la competencia es fuerte y siempre la mujer decide... con Rubén fue así, esa primera vez me dijo si me podía besar y le dije que no porque era muy luego y él aceptó que había sido un apurón, las cosas se van dando y yo tengo un ritmo que puede ser lento para algunos o rápido para otros, pero primero debo cerciorarme que no son pedófilos o degenerados, que no son sados ni voyeristas, que son hombres normales buscando sexo, discresión y nada más... y Rubén cumplió, un tipo que no busca pareja, cuidadoso de su intimidad y discreto total... salimos una segunda vez, ayer, y yo ya estaba preparada para la acción, habíamos conversado por chat y le dije que ahora si que aceptaría que me besara porque en la conversa noté que era un hombre decente y discreto, lo otro lo veríamos y él aceptó, nos encontramos y conversamos, él estaba más relajado y me contó más anécdotas que me hicieron reír, creo que por mi forma de reírme él también se rió y no paró de hacerlo, lo dejé ser cuanto quiso y eso lo relajó, no interrumpí ninguna de sus historias y nos reimos juntos de muchas de ellas, era el mismo Rubén de la primera vez pero relajado y tranquilo y eso me agradó porque apenas había sonreído ese primer encuentro, ahora me porté como una lady dejándolo ser cuanto quiso y al verlo sonreír pensé cuanto puede cambiar una persona con algo que pasa tan desapercibido al ojo humano por el acostumbramiento: de ser un chico corriente pasó a ser un hombre atractivo y masculino que, sexualmente, me agradó y me subió la líbido, algo que no logró antes, verlo reírse cambió todo a mis ojos y a mis hormonas y él de repente, entre risa y risa me dijo: - Qué linda es tu sonrisa - y me acarició con delicadeza el cabello para decirme - es muy suave y tiene un aroma muy agradable, me encanta sentirlo en mis manos - Gracias - y nos besamos, fue rico pero no espectacular porque también he aprendido que los hombres que no son del inframundo necesitan besar, de hecho, algunos si no besan no se estimulan ni logran una erección por eso es importante dejarse besar por ellos, yo ya había accedido porque es el primer paso, lo que no me esperaba era que después se pusiera tan dulce y tierno y eso me gusta, creo que es porque el 99% de los chicos dicen que soy una mujer tierna, algo que les conmueve o les llega, estábamos sentado en un happy hour de un lindo lugar en el living y Rubén me dejó su mano en la pierna con confianza tal como la deja el hombre que es la pareja de una, yo se lo permití porque no quería ponerme densa con un detalle tan pequeño, hay que saber dar y ceder, la intransigencia no va con nadie, él era así y a mi me agradó que lo hiciera, nos besamos muchas veces, era rico sin ser espectaculares como los de Max, eran suficientes como para despertar pasiones y él me susurró en uno de ellos, junto a mi oído: - Qué ganas de estar contigo - yo me sonrojé porque durante unos instantes salió la pequeña y dulce Bea y no la Bellatrix, la Bea me juega en contra en estos casos pero la Bella es la mujer osada y liberal que tanto me gusta que escribe estas líneas, pensé como tantas otras veces en mi interior que la Bella se haga presente y no la Bea y levanté el rostro para decirle bajito al oído - Yo también quiero estar contigo - y Rubén se sonrió pero no se atrevió a insinuar nada, me tomó las manos entre las de él y me volvió a besar tiernamente, es lindo ser besada así, luego se separó de mi para fumar y seguir conversando con su mano en mi pierna, coincidimos en fracturas y accidentes entre risas, luego compartimos su cerveza y me dijo entre besos - ¿Quieres hacerlo... que estemos juntos? - y yo asentí, creo que fue inesperado para él por su cara pero se recuperó rápidamente, le dije - Quiero pero tengo unas condiciones - Las acepto todas - me dijo y yo me reí - Pero si ni siquiera las has escuchado - No importa... haré todo lo que tú quieras - me volví a reír y le dije - Soy ultra delicada, si eres brusco me vas a romper - Perfecto - y agregué - soy como una muñequita que se puede dañar facilmente - Que dulce, me agrada eso - Y lo más importante, Rubén, tú andas impecable y yo con la ropa del trabajo, estoy con ella desde la mañana y... - me interrumpió riendo - ¿Es eso lo que te preocupa? no me importa, eres tan hermosa y hueles tan rico que yo no me fijo en esos detalles... - asentí al mismo tiempo que le pregunté - Pero ¿donde? - y él me dijo que no sabía en ese sector y me preguntó si yo sabía de algún lugar y le dije que si, así que fuimos a pie por la cercanía.




Llegamos, la pieza era linda, limpiecita con todo como corresponde, yo andaba con kilos de ropa y fui al baño para volver, sacarme los zapatos y tomar un vaso de mi adictiva pero deliciosa coca cola light mientras conversamos del maravilloso Mar Caribe que tuve la dicha de conocer años atrás, luego me recosté en la cama y él a mi lado, hablamos un par de palabras hasta que Rubén se me acercó para continuar besándome mientras se ponía sobre mi, era rico, yo andaba con ropa informal por ser viernes pero tampoco era de carrete, sentirlo fue estimulante, sus manos en mis senos me encantaron y sus besos dulces seguían siendo estimulantes, nos empezamos a sacar la ropa y yo, como buena mujer precavida, había llevado una silla a mi lado de la cama donde fui dejando una a una mis prendas de ropa, me besó los pechos algo que me encanta y el roce de su barba sin afeitar era duro pero a mi siempre me han encantado los hombres que no se afeitan por el día porque el roce de esa dureza que les sale es muy estimulante, me encanta aunque me dejen enrojecida y mis vejetes juren que tengo alergia, algo que no les rebato, mientras sus manos me acariciaron el cuerpo, él no era lampiño, un verdadero alivio pero tampoco era tan velludo como Max, estaba ideal, rico, ni exceso ni tan poco, me gustó, lo acaricié y aproveché de bajar mis manitos pequeñitas para tocarle el miembro, quería tener una idea mental de lo que vendría... me sorprendió gratamente pero no dije nada... inesperada y hermosa sorpresa... era grande y grueso... pensé que no era tanto como el Oso pero era suficientemente grande para provocarme un poco de dolor y malestares, era evidente que un hombre tan bien dotado y yo una mujer menuda habría alguna clase de problemas, no con el, conmigo que no soportaría a un hombre como él pero si al fin de cuentas me acostumbré al Oso, el hombre más grande con el que he estado ¿cómo no iba a gustarme con él? además yo siempre me quejo de lo poco dotados de los chilenos y encontrarse con uno grande es una dicha que no se repite seguido, es como una aguja en un pajar y pensé que mis angelitos de la guarda me estaban dando un regalo al permitirme estar con un hombre así que tanto me gustan... chicos, en mi caso, solo en mi caso: el tamaño SI IMPORTA... pero no olviden que uno de los orgasmos más maravillosos lo experimenté con un chico que ni siquiera tenía 11 cm... Rubén entre besos y caricias se levantó un poco para subirse sobre mi y no lo dejé - Sin preservativo no - le dije y él me respondió - Toda la razón - y se puso de pie para sacar de su chaqueta, ¿uds saben que no se necesita penetración para quedar esperando una guagua? basta el roce y una eyaculación en la zona externa y listo, no es invento mío, lo sé bien, Rubén se puso el preservativo y yo me preparé para él, hice lo mismo que Samantha en Sex and the city cuando está con un hombre bien dotado, respiré hondo para soportar el primer impacto... lo sentí suave, delicado pero fuerte, grande y amplio en mi abriéndose espacio en mi vagina, yo respiraba acelerada al sentir una mezcla de dolor y placer, me encantó la delicadeza que usó en mi, creo que él sabía que era grande y yo le había advertido de mi fragilidad, era tn suave y delicado para moverse en mi que el dolor se fue para quedar solo placer, mis ojos cerrados y mi respiración acelerada me delataba que estaba disfrutando, era tan rico, era rico sentir a alguien nuevo en mi, estar con un chico que conocí apenas unas semanas atrás, alguien que no se enrollaría ni me andaría con exigencias idiotas, alguien que me valoró el post y que entendía lo que estábamos haciendo, era tan rico, tan delicado, era grande pero no molestaba, él comenzó a excitarse y empezó a cambiar de movimientos, a hacer más profunda la penetración y lo sentí llegarme hasta el fondo pero él al quedarse ahí lo movió tan delicadamente que más me gustó porque soy de las que disfruta más mientras más adentro está, me encanta que me llenen, y él lo hizo moviéndose tan suave que sentí que el placer era tan intenso que me iba a ir... que maravilla sentí... mi cuerpo transpirado hasta decir basta bajo el de él mientras me besaba el rostro y los labios, mientras sus manos me acariciaban las piernas y los senos, era como Max en ese sentido, se estimulaban más con los besos y la lengua dentro de la boca de una, yo quería respirar y corrí mi cara, me susurró lo suave que era y que le encantaba sentirme bajo él mientras él hizo más intensa la penetración y sentí lo grande que era porque me dolió un poco, solo un poco, eso me ha pasado con los miembros grandes o con los tipos bruscos, Rubén no era brusco solo que me llenó, algo que me encanta pero mi vagina, poco habituada a hombres grandes sintió el cambio... piensen uds que una se habitúa a 15 o 16 cm en su interior, si llega alguien grueso y con 17 o 18 cm entonces se debe expandir más ¿verdad?... eso es lo que me pasó y abrirse paso en una que es chiquitita y habituada a otros tamaños hizo que doliera, pero luego eso pasó, hubo una mezcla entre dolor y placer donde el placer se hizo presente por completo mientras que mi cuerpo se estremecía bajo él, era tn exquisito que sentí que me iba a ir, Rubén estaba excitado y lo hizo rápido, como cuando están por irse, pero luego cambió a delicado y suave, sentí que era tan placentero que me iba a ir de un momento a otro pero él, me besó, suspiró y se recostó a mi lado para ir al baño... fue evidente que se había ido, nunca me había tocado un hombre que no expresara de alguna manera su orgasmo, fue una nueva experiencia y una nueva clase de hombre que conocí con él, el 100% de los anteriores lo expresaban de una u otra forma... Rubén no, no me di cuenta más que con el cambio de ritmo... pensé que podría sacarle una segunda ¿pero cómo lo hacía si no le tenía la suficiente confianza?... él fue bien dulce, me acarició la espalda , años que nadie me tocaba de esa manera la espalda, era tan rico y me abrazó contra su cuerpo, fue bonito y se agradece el cariño y la ternura después del sexo... conversamos muchas cosas, especialmente él que parecía una cotorrita que no paraba, yo lo escuchaba sin interrumpirlo, pasó un rato, no sé cuanto, 30 o 45 minutos, no lo sabía, pero mi cuerpo empezó a pedir una vez más, me había gustado mucho y el hecho de que haya estado a punto de irme me hicieron querer tratarlo nuevamente, de repente se produjo un silencio entre nosotros y aproveché de pedirle que me besara, ese era el ganche porque mientras algunos hombres se excitan tocándole las pechugas a una, otros tocándole las partes íntimas, existen estos otros donde un simple beso puede hacerlos levantar de cualquier lugar... Rubén no se hizo de rogar, me besó y yo lo toqué, estaba listo, se me ocurre que ya llevaba un buen rato así pero tampoco se había atrevido a pedirme una segunda o no supo cómo empezar para no parecer un catete caliente especialemente si pensamos que mis congéneres comunes y corrientes se quedan con 1 solo polvo y les cargan una segunda, solo las que somos más califas queremos más, entre besos lo sentía listo y eso, el sentirlo excitado más me encendió, él me dijo que si era muy brusco que le avisara pero le dije que estaba perfecto como iban saliendo las cosas, él se puso el preservativo y volvió a besarme y a acariciarme, me empezó a abrazar para que yo quedara sobre él y me dijo - ¿Quieres arriba? - y negué con la cabeza - Ok, entonces de lado - y volví a negar - No esta vez - él aceptó y se puso sobre mí, sentí que me penetraba suave pero no tan suave como la primera vez sin embargo ya estaba preparada para él y me gustó pero a la vez me dolió, nuevamente el placer fue más intenso que el dolor hasta dar paso por completo al placer, era delicioso y él me llenó de manera tan delicada, se quedó ahí y me lo movió lentito, era tan delicioso que sentí excitación intensa y que me iba a ir de un momento de otro de lo rico que lo sentía, mi respiración era intensa y el sudor corría entre los cuerpos de ambos, él peludito sin llegar a ser un mono y yo delicada, las gotas de ambos se me acumulaban entre los pechos sin correr, era como que las recogía como si fuera una pequeña vasija viviente, él me besaba los hombros, la garganta, la frente y me acariciaba el cabello con sus manos grandes, me acarició los pechos y me los besó, lo hacía rico, me excita que me besen y me toquen las pechugas, es realmente rico siempre y cuando haya cierta moderación, si me las tocan, besan y chuoan en exceso se me ponen insensibles y me termina cargando, Rubén lo hizo lo justo y necesario mientras estaba sobre mi y sin dejar de moverse, era tan rico, tan rico que sentí cuando estaba a punto de irme, mis ojos cerrados solo disfrutaban y mi cuerpo gozaba de ese placer tan exquisito que me estaba dando este hombre... me fui, suavecito y delicado, pero me fui, se sintió rico y fue suficiente, no me quejo, no fue explosivo como pudo haber sido otras veces con otras personas pero para ser la primera - segunda - vez con una persona nueva es estupendo irse... él no se dio cuenta y yo sentí que hacía lo mismo que la primera vez, cambiaba de movimientos por más rápidos e intensos hasta que nuevamente volvió a hacerlo lento y delicado, le pregunté si había terminaod y me dijo que no, yo le dije que sí y él se separó de mi en un signo de caballerosidad para no seguir molestando o cateteando, le dije que no hiciera tal, que terminara si de todas formas me gustaba, encontré que era injusto que él no se fuera y yo sí, creo que la cosa debe ir a ambos lados, él no se hizo de rogar, me volvió a penetrar y me besó pero lo hizo más intenso, me pentró hasta el fondo y como yo ya había terminado lo sentía más fuerte y más grande aún, la excitación y el deseo hace que la vagina tenga más elasticidad pero una vez que el orgasmo se presenta y se va - en las monoorgásmicas como yo que el placer viene de útero por eso nuestras idas son maravillosas de intensas - trata de recuperar su forma normal y deja de ser tan flexible, Rubén no necesitó estar mucho, se fue nuevamente sin que me diera cuenta y se quedó sobre mi unos instantes para acriciarme el rostro y besarme, luego se bajó y se fue al baño, aproveche para relajarme y recuperarme del dolor de tener las piernas tan abiertas tanto rato especialmente porque a él le gustaba que las tuviera bien flectadas, con las rodillas tocando sus caderas pues me hizo que las pusiera así y aunque no lo crean duele las caderas y las articulaciones. Conversamos un rato, nos vestimos y nos fuimos, le dije que me tuviera paciencia porque como buena mujer era lenta para vestirme y él se rió. Cuando tomé el vehículo que me dejaría frente a mi depa, él super caballero me acompañó hasta que me subí al auto, nos despedimos y noté que me puso la cara para que lo besara en los labios pero yo me despedí con un beso en la mejilla... el momento había pasado y ahí cualquier persona nos podía ver aunque fueran las 3.00 am... se sorprendió pero no me dijo nada y cada uno siguió su camino.



Ahora sacando cuentas puedo decir que fue muy rico, para mi es cada vez más probable lograr terminar a la primera con un chico lo que me encanta y me hace sentir más femenina.


Besos. BBXX



*********************************************************************


****************************************

4 comentarios:

Real Fenix dijo...

Encantador relato Bella...que afortunada él..que afortunada tu...

cariños

Bellatrixxx dijo...

¿Afortunado él por estar conmigo y disfrutarme? ¿afortunada yo por estar con un hombre grande que no me dejó caminar por un buen rato? jajajaja... sí, estuvo rico pero lo más rico de este polvo es que fue netamente casual, como me gusta.
Beshos!

Real Fenix dijo...

claro que si...afortunado el de encontrarte en el momento y lugar indicado...y afortunada tu...por el placer recibido... y disfrutado jaja...

Bellatrixxx dijo...

La verdad es que estaba chata de las experiencias repetidas y cortando las huinchas de esos 2 que no daban lo que yo necesitaba, así que busqué en el universo reinante y predispuesto de Stgo city y lo encontré, he encontrado otros... deséeme suerte!! ya concreté con otro al día siguiente y contaré este fds esa experiencia.
Besos. BBXX